Halloween : truco o trato. Disfraces y juegos.

image

De la misma manera que existen montones de sitios web donde consultar recetas,  hay otra multitud de lugares donde buscar ideas para disfraces.
A veces las mamás queremos encontrar el disfraz perfecto y gastamos el dinero en vestidos de princesa o piratas Disney.  Pero son sorprendentes los resultados que se pueden obtener con muy poco.  En ocasiones basta con poner al alcance de los niños un baúl de cosas que ya no sirven,  que sean variadas y disparatadas, y con un poco de maquillaje….  ¡Abra cadabra!  resultados como éstos :

image

Una momia ancestral a base de camisetas viejas.

image

Un fantasma de sábana de cuna y el pirata de un barco naufragado en los huesos adhesivos.

image

La popular Monster High Draculaura con su murciélago de material de reciclaje y todo.

Y no sólo tenemos terribles disfraces a precios cadavéricos,  es que podemos aprovechar el momento disfraz como primer juego de nuestra fiesta,  haciendo después un pase de modelos monstruoso acompañado de una música escalofriante que a los niños les encantará.

Os contamos ahora algunos de los juegos con los que lo hemos pasado de miedo en la fiesta de este año.

Pócima secreta.

Escondidos por toda la mansión están los ingredientes de una poción mágica,  de sobrecogedores efectos.  Aquí podéis leer la receta:

image

Mezclamos en un gran crisol (olla de cocina, en su defecto)  un ojo de dragón,  unas ancas de rana,  algunos pelos de vampiro,  un calcetín sucio de algún voluntario y una araña.  Lo más increíble de este brebaje es que al moverlo con un cucharón varias veces en el mismo sentido de las agujas del reloj y pronunciando las palabras mágicas de un conjuro inventado por los propios niños se obtiene…  ¡tatatachán! zumo de frutos del bosque,  ¡increíble de verdad!

Tiene truco,  claro: en la olla hemos vertido previamente el zumo y en el interior de la pared de la olla hemos fijado con disimulo una bolsita de plástico limpia donde depositar los objetos evitando así que toquen el líquido.  Los invitados se quedan de piedra con el resultado.

Para los más pequeños (a partir de 3 años) ideamos el juego del Esqueleto incompleto.

image

Esparcidos y escondidos en nuestro cementerio de pega en el jardín están los huesos en cartón de un esqueleto.  Los chiquitines han de encontrarlos.  Es un buen juego para correr fuera y soltar energía.

image

Una vez encontrados hay que traerlos al salón e intentar colocarlos sobre una silueta de papel fijada en la pared.  Esta parte es más difícil y puede ser jugada por niños más mayores o por los pequeños con ayuda de los grandes,  ya que hay que colocar cada hueso con los ojos vendados siguiendo las indicaciones de los compañeros. 

Este juego ayuda a distinguir la derecha,  la izquierda y las posiciones arriba y abajo.

Después de merendar y aprovechando un rato de calma,  les propusimos un taller de luminarias de difuntos algo apropiado para todas las edades.

image

Para esta actividad hay que prever algo de material,  pero todo es de deshecho: vasitos de yogur de cristal,  trocitos de papel seda u otro traslúcido que tengamos por casa,  cola y velas pequeñas.

Sólo tienen que pegar los trocitos de papel al vaso con ayuda de un pincel,  meter una velita dentro y dejar secar.  Este es el resultado :

image

Ahora me voy,  que llego tarde a un aquelarre. ¡Qué paséis una espantosa noche!

image

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *